Inicio / POLICIALES / Mario Bonfigli fue declarado culpable en la causa por coimas

Mario Bonfigli fue declarado culpable en la causa por coimas

En una jornada judicial de más de diez horas, el ex intendente Mario Bonfigli fue condenado por los jurados populares en la Cámara Quinta del Crimen a dos años y medio de prisión condicional y por lo menos tres de inhabilitación para ejercer un cargo público. El ex asesor letrado Eugenio Coggiola recibió similar condena

En un extensa jornada judicial que se extendió desde el mediodía hasta las 22 hs de este lunes, el Jurado de la Cámara V del Crimen determinó que el ex intendente Mario Bonfigli es “culpable” de los cargos de coima; que se le imputaban tanto a él como a su ex asesor letrado, Eugenio Coggiola. A minutos de conocida la sentencia, tanto los imputados como la gente de la UCR que acompañó la sesión se retiraron sin hacer declaraciones a la prensa y con el rostro desencajado por esta decisión. Por el hecho, el Jurado determinó dos años y medio de prisión condicional tanto para Bonfigli como para Coggiola; 3 años de inhabilitación para ejercer un cargo público para el exintendente y dos y medio para el ex Asesor Letrado. Sin hacer demasiadas cuentas, es fácil determinar que la inhabilitación concluye justamente en tiempos de elecciones municipales, por lo que ésto dejaría al ex intendente “fuera de juego”, a pesar de que ya aclaró que “no será candidato a nada” y posiblemente se apele la sentencia, hecho que extendería aún más los plazos.

La sesión tuvo de todo, incluyendo la declaración del ex intendente que no fue demasiado extensa y se basó en demostrar su honestidad y desconocimiento de lo sucedido, mediante la cita de situaciones similares en los que él habría tenido intervención y “se solucionaron en tiempo y forma”: “Si me hubieran venido a pedir plata, ninguno de nosotros estaríamos sentados acá”, manifestó Bonfigli en una declaración que duró poco más de 20 minutos. Luego de la declaración de Bonfigli donde aseguró -entre otras cosas- que el denunciante “buscaba mi condena social y mi desprestigio en Alta Gracia”; tomó la palabra el fiscal de Cámara Fernando Amoedo, quien llevó adelante su presentación por más de una hora y media. Amoedo dejó en claro que lo de Zeverín fue una maniobra, pero existió la contribución mencionada y probada por lo que solicitó un año de prisión para Bonfigli y su ex asesor letrado Eugenio Coggiola; y un año, además, de inhabilitación den la función pública. “Zeverín consiguió al prueba irrefutable, probó el pago, por lo que está claro para la Fiscalía que el dinero fue una contribución forzada”, aclaró el magistrado.

Posteriormente, cada abogado defensor dio a conocer su alegato, que en el caso, de Gerard Gramática (defensor de Coggiola) ocupó más de dos horas en un detallado informe en el que reparó sobre las fallas judiciales de este proceso que se extendió por casi 12 años. Ortiz Pellegrini, por su parte, enfatizó su declaración sobre las “maniobras” del denunciante -el abogado Alejandro Zeverín- y en la inocencia de su defendido: “El objetivo de Zeverín era Bonfigli y Coggiola era un instrumento. Generó una coima inexistente metiendo al intendente. Zeverín inventa ésta historia para lograr notoriedad pública;  es un mentiroso obsesivo. Eso está claro y no hay un sólo indicio de que Bonfigli supiera algo del dinero”, aseguró.

Falso testimonio

Gramática hizo especial hincapié en falsos testimonios, sobre todo en la de los periodistas Matías Alvarez y Tito Miguel, quienes -para él- incurrieron en falacias graves y totalmente discordantes, ya que “dijeron todo lo contrario a lo que habían declarado con anterioridad”. También afirmó que “Zeverín engañó a la Justicia”, y para ésto se basó en las contradicciones que hubo entre su declaración, declaración que sostuvo la denuncia, y la del apoderado de la empresa, quien negó en una de las audiencias que le hayan pedido dinero. Sostuvo, además, que la contribución que se le solicitó a la empresa “no tiene nada de ilegal”, ya que varios emprendimientos hacen aportes en obras a distintas localidades cuando determinan comenzar a trabajar en el lugar. Un dato para destacar, además, en este desmenuzado alegato del defensor de Coggiola es que afirmó que tanto Oviedo como su defendido “no eran amigos”, con lo que quiso sostener que nadie lleva adelante una coima con “un socio”, si ese socio no es de íntima confianza. Por otra parte, manifestó que la Justicia debería haber “preservado la prueba” y no detener Coggiola y Oviedo ese viernes y saliendo del estudio de Zeverín, ya que de otra manera hubieran sabido fehacientemente cual iba a ser el direccionamiento que ambos le darían al dinero y los pasos a seguir; de esta manera sólo quedaron los videos de la entrega del dinero como la pauta de que ahí habría habido una coima.
Gramática pidió la absolución total de su defendido por “inexistencia del hecho”,debido a que toda la circunstancia, a su entender, fue armada y no existió realmente. “Falsa denuncia agravada”, además, para Zeverín; y “falso testimonio agravado” para los dos periodistas.


“El teatro de Zeverín”

Varias audiencias debió esperar el abogado defensor de Bonfigli para arremeter contra Zeverín de manera explícita y con sus argumentos, a quien, desde el principio calificó como “mentiroso compulsivo”. En distintas fechas de este proceso judicial el Jurado llamó la atención del letrado manifestándole que “por más que considerara que el declarante está diciendo mentiras, estaba en condición de testigo, y por ende debía dejarlo hablar y sólo preguntar”. Sin embargo, Ortiz Pellegrini giró su defensa en la “obsesión” que tuvo siempre el denunciante en contra de Bonfigli dando a conocer un detallado informe de las -por lo menos- 5 denuncias que le hizo en todo este tiempo y por distintos motivos. “Usaron a la Justicia para hacer una escena aparatosa. El ataque a Bonfigli es el relato de un mentiroso obsesivo que ha utilizado a la Justicia”, manifestó el letrado que habló durante poco más de una hora. Luego de ésto, el Jurado se tomó dos horas más aproximadamente para dar a conocer la sentencia que determinaría como culpable a quien fue dos veces intendente de la ciudad.

 

El testimonio más duro

 

“No creo que Bonfigli haya firmado cualquier cosa, siempre fue un gringo desconfiado”, aseveró Eugenio Coggiola, ex asesor letrado de la Municipalidad en el extenso testimonio que dio en el inicio del juicio. Sin dudas, tanto la defensa de Bonfigli como el propio ex intendente, no esperaban esta apreciación, que detalló aún más cuando manifestó que esa tarde en que recibió el dinero, le había hecho un llamado al ex intendente por lo que “él sabía a qué iba y donde iba”, no sin antes aclarar -claro- que ese dinero correspondía a “una donación que la empresa le hacía al municipio”, que se había arreglado en una reunión días antes. El testimonio se extendió por más de dos horas, donde Coggiola dio un extenso detalle de los hechos (con día y hora de cada acontecimiento) de un mes antes que sucediera todo, hasta el mismo día en que fue detenido y acusó a Bonfigli de “cobarde” por haberlo separado del municipio sin saber antes qué había pasado realmente.

 

La causa

El proceso judicial remite a un supuesto pedido de coimas del 19 de agosto de 2005, a la empresa Jumagra que pretendía radicarse con un corral de engorde en la ciudad. Los ex funcionarios fueron grabados en vídeo cuando recibían 17 mil dólares de manos del abogado Alejandro Zeverín, en representación de la firma, quien había montado en su estudio todo el escenario para que ambos funcionarios fueran grabados cuando recibían el dinero, mientras el propio Zeverín hablaba con Bonfigli y trataba de qué él afirmara que sabía lo que sus colaboradores estaban haciendo. Intervino en su momento la Fiscalía Anticorrupción de Córdoba y el ex intendente los separó -tanto Coggiola como Oviedo- de la función municipal; incluso cuando el mismo Coggiola estaba aún detenido. Posteriormente fueron expulsados de la Unión Cívica Radical y Mario Bonfigli estuvo suspendido en sus funciones por cuatro meses. Es importante remarcar que los dos abogados defensores sostuvieron el primer día en que se inició el juicio que la causa “ya había prescribido”, por lo que decidieron seguir adelante a pesar de que el proceso no se haya tenido que concretar; un proceso que estuvo suspendido varias veces, cada vez que la Justicia pretendía elevarlo a juicio. Desde los comienzos mismos de este proceso, Bonfigli ha deslizado, que la causa estuvo “armada” y “que se activa en tiempos electorales”.

 

Fuente: resumendelaregion.com

Compruebe también

RÍO TERCERO – INTENTABAN INGRESAR CON MÁS DE 100 DOSIS DE COCAÍNA

Luego de diversas investigaciones, personal de la Fuerza Policial Antinarcotráfico detuvo a dos sujetos de …

Domiciliaria al jubilado que mató a un ladrón en Quilmes

  Jorge Adolfo Ríos padece una serie de problemas de salud y por eso la …

Dejanos tu comentario

HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com